La importancia de la monitorización continua en ciberseguridad

Hoy en día resulta indispensable detectar un ciberataque a tiempo para poder mitigar lo máximo posible las consecuencias adversas que este pueda acarrear.

En una red empresarial constituida por infinidad de dispositivos que generan constantemente información acerca de su estado: ordenadores, servidores, EDR, antivirus, firewalls, IDS/IPS… ¿es viable analizar todo el tráfico de red y los eventos generado por los diversos dispositivos de manera individualizada? La respuesta es no.

En un contexto como este los sistemas de gestión de eventos e información (SIEM) cobran toda su importancia.

La complejidad de un (SIEM)

En concreto, nuestro SIEM AlienVault es capaz de centralizar, normalizar, enriquecer, correlacionar, clasificar y priorizar los millones de eventos que recibe cada día con el objetivo de generar alertas ante posibles riesgos de ciberseguridad. No obstante, sus funcionalidades van mucho más allá de la gestión de eventos:

    • Permite el descubrimiento automático de dispositivos, servicios y software en una red, así como la detección de cambios en estos. Además, esta funcionalidad también cuenta con el descubrimiento de dispositivos maliciosos en una red.
    • Permite la detección de intrusiones a través de la monitorización del tráfico malicioso, los eventos generados en los sistemas y la actividad de los usuarios.
    • Permite la detección de vulnerabilidades en el software a través de una base de datos de firmas que se encuentra en constante actualización.
    • Permite la monitorización del comportamiento para detectar sistemas comprometidos y acciones potencialmente maliciosas mediante la detección del uso indebido de los sistemas (como, por ejemplo, accesos no autorizados a información). Especialmente, los datos recabados a través de la monitorización del comportamiento suponen un gran valor en un análisis forense.

Tras conocer las principales características de nuestro SIEM podemos deducir que es una herramienta compleja cuyo empleo no resulta trivial, por lo que la necesidad de un equipo especializado en ciberseguridad detrás es más que evidente.

El trabajo del analista detrás del SIEM

Los analistas de Bloomvertech velan 24×7 por la ciberseguridad de los clientes, para ello son capaces de:

    • Validar, comprender y reaccionar de forma rápida y eficiente ante alertas y eventos detectados por el SIEM antes de que se conviertan en incidentes de seguridad.
    • Investigar los eventos de alto riesgo para determinar si una alerta debe ser clasificada como incidente de seguridad, o si, por el contrario, resulta un falso positivo.
    • Solucionar alarmas e incidentes de ciberseguridad siguiendo una metodología clara y definida. Determinar su naturaleza y las técnicas, tácticas y procedimientos a emplear.
    • Configurar la herramienta SIEM para que la emisión y detección de alertas sea lo más eficiente posible.